22 de noviembre

Juventud

Desarrollo social
Inclusión

Jóvenes de Santa Lucía pintaron un mural por los chicos víctimas de la violencia

Se realizó en homenaje a los amigos que ya no están y es parte de las acciones que la Municipalidad lleva adelante para reducir la violencia en el barrio.

“Los pibes cumplen condenas/ entran y salen las penas/ de su niño corazón
y tienen la valentía/ de ganarse el día día/ aunque una noche sin luna
se pierda su encendedor/ porque esperan que en el cielo
esté el amor que no tuviste vos”

La leyenda se puede leer desde esta semana en un muro del barrio Santa Lucía, en el distrito Oeste. Fue elegida por los jóvenes que forman parte de los cursos que la Municipalidad de Rosario y la Provincia dictan a través del programa Nueva Oportunidad. La idea fue homenajear a los amigos que ya no están. Los que cayeron bajo las balas de los conflictos interpersonales que se saldaron con violencia.

La actividad, coordinada por el Centro de Convivencia y la ONG Mesa de Encuentro Barrial, se realizó entre el martes 25 y el jueves 27 de julio. En uno de los muros del Centro, los chicos de los cursos de fotografía y electricidad, que se dictan a través del Nueva Oportunidad en ambos espacios, tomaron pinceles y pintura para rendirles un tributo a los chicos que murieron en las calles del barrio.

Suenan cumbia y hip hop, seleccionados por los pibes como improvisados DJs, tirando canciones desde sus teléfonos celulares, el mural fue tomando forma. La frase forma parte de la canción Cómo que no? del grupo La Liga. En otro tramo del paredón, una plaza, una media luna blanca y brillante y una gorra fueron los íconos elegidos para recordar a los amigos que ya no están, a esas ausencias jóvenes que anidan los corazones de los chicos del barrio.

La movida logró unir a los jóvenes que cursan ambos cursos del Nueva Oportunidad. Y no se trata de un detalle menor, ya que por la conflictividad entre grupos antagónicos del barrio, las rivalidades hacen que muchos chicos no vayan a un lugar para no cruzarse con otros. “Muchos de los pibes dejaron de venir al CCB porque no quieren cruzarse con otros con los que están enfrentados, la interna de una cuadra te divide todo un grupo de jóvenes”, explicó el coordinador del Centro de Convivencia Lucas Parrini. La pintada sirvió también en ese sentido, logrando “de a poquito empezar a mediar entre los grupos rivales para acercarlos”.

El Nueva Oportunidad llegó hace un par de años al Santa Lucía, en épocas en las que el barrio estaba atravesado por una constante violencia entre los pibes. “En los últimos años pudimos articular políticas con el Estado, hubo una toma de conciencia de decir 'hasta cuándo los pibes se van a seguir matando', son pibes que se conocen de toda la vida y sí o sí hay que articular, porque uno solo no va a hacer nada”, apuntó Yanina, la responsable de la Mesa de Encuentro Barrial. “Hubo decisión política de invertir en más recursos para el barrio”, completó Lucas.

Con los cursos de fotografía y electricidad, se apuntó a chicas y chicos que están fuera del sistema educativo. “Si bien es una capacitación, nosotros lo pensamos también como un espacio de contención, que se sientan escuchados, darles herramientas para que puedan armar un proyecto de vida, que puedan pensarse a ellos mismos teniendo posibilidades de conseguir trabajo”, indicó Parrini.

Además del Nueva Oportunidad, en el Centro de Convivencia funciona el programa Maquinando relatos, un dispositivo para chicos de 13 a 16 años. Además, a través del Plan Abre se trabaja con distintos programas sociales: cursos de magia, malabares y percusión para niños de primera y segunda infancia, También los participantes del Nueva Oportunidad son invitados a reanudar su aprendizaje a través del Vuelvo a Estudiar. Asimismo, se realizan encuentros de hockey en el playón del barrio, que fue recuperado para el uso de los vecinos, con actividades recreativas para todas las familias del lugar.

Centro de Convivencia Barrial "Santa Lucía"

1752 2131 0

Tel. 4807803