19 de agosto

Prevención

Salud

Salud: comenzó la campaña de vacunación antigripal

Desde el lunes, los grupos de riesgo podrán vacunarse de forma gratuita en todos los hospitales y centros de salud de la provincia

Este lunes comenzó en toda la provincia la campaña de vacunación antigripal a grupos de riesgo. Como todos los años, la primera semana se vacunará a trabajadores y trabajadoras de la salud. Posteriormente, se ampliará al resto de los grupos, que incluyen embarazadas en cualquier momento de gestación, niños y niñas entre seis meses y dos años, personas con patologías crónicas pulmonares, cardíacas, renales o trastornos en las defensas, y mayores de 65 años.

La vacuna se aplica en forma totalmente gratuita en hospitales y centros de salud, en sus horarios de atención habituales. La vacunación oportuna es la herramienta de mayor eficacia e impacto para la prevención.

La gripe se manifiesta a través de un cuadro de fiebre alta, tos y dolores musculares que pueden ser leves o moderados. En la mayoría de los casos, los pacientes no tienen dificultades graves. Sin embargo, el riesgo de desarrollar complicaciones (la más frecuente es la neumonía) aumenta entre los grupos de riesgo.

Todos los tipos de gripe pueden causar fiebre o sensación de fiebre con escalofríos, tos y/o dolor de garganta, dolores de cabeza y/o de cuerpo y cansancio. Algunas personas pueden tener vómitos y diarrea, lo cual es más común en los niños que en los adultos.

Para evitar contagiarse de gripe, el Ministerio de Salud provincial y la Secretaría de Salud Pública municipal aconsejan:

  • Lavarse las manos de manera frecuente, taparse la boca al estornudar y al toser.
  • Ventilar los ambientes todos los días.
  • Evitar la contaminación de los ambientes (humo de cigarrillo, braseros o fogones).
  • Cuidar a los niños del frío y evitar, en lo posible, el contacto con personas enfermas.
  • En los niños, verificar que las vacunas estén al día y realizar controles médicos periódicamente.

El virus se transmite de una persona a otra, fundamentalmente por gotitas provenientes de la vía respiratoria de una persona enferma, a través de la tos, estornudos o simplemente al hablar.

Para protegerse contra la gripe y sus posibles complicaciones graves, es recomendable que todas las personas incluidas en los grupos de riesgo se vacunen cada año. De igual modo, las personas con riesgo alto de contraer gripe deberían recibir, además, la vacuna neumocócica.

Los niños mayores de seis meses y menores de dos años deben vacunarse contra la gripe, tan pronto como la vacuna esté disponible, ya que este grupo etario no cuenta con las defensas suficientes para protegerse. Siempre es bueno la consulta con el pediatra.