25 de marzo

Salud

Prevención
Fiestas

Reiteran recomendaciones para el manejo responsable de alimentos durante las fiestas

En esta época del año es fundamental tomar recaudos con las comidas, por lo que la Municipalidad brinda consejos para prevenir problemas de salud a la hora de consumirlos.

Llegan las fiestas de fin de año y es fundamental optar por una alimentación saludable y evitar los excesos. Para ello, la Secretaría de Salud Pública, a través del área de Alimentación y Nutrición, elaboró una serie de recomendaciones a tener en cuenta al momento de cocinar, comprar y consumir alimentos durante los festejos.

Uno de los recaudos es separar en la heladera los alimentos crudos de los cocidos o listos para consumir, guardándolos en recipientes cerrados. También se aconseja colocar las carnes crudas en la parte inferior y en recipientes adecuados para evitar el derrame de sus líquidos. Además, evitar sobrecargar las heladeras para permitir la buena circulación del aire frío y verificar el buen funcionamiento del electrodoméstico, teniendo una temperatura que no supere los 5 ºC y que no presente exceso de hielo, ya que impide que enfríe correctamente los alimentos.

Asimismo, se sugiere mantener refrigerados los alimentos considerados de alto riesgo como matambres arrollados, vitel toné, mayonesa de ave, ensalada rusa, salsas, cremas, rellenos de empanadas, sándwiches, pollos rellenos, piononos rellenos, es decir, aquellos que estén listos para consumir.

De este modo, se pone especial énfasis en darle prioridad a los alimentos y no a las bebidas, y cuidar que las comidas elaboradas no queden más de una hora expuestos a temperatura ambiente, a la par que se sugiere no cocinar con demasiada antelación para evitar una posterior contaminación. Cuanto más simple es el plato más seguro es, por eso es importante incorporar en los menúes variedad de ensaladas frescas, diferentes a las habituales, para acompañar los platos principales y entradas.

En cuanto a los platos principales es importante elegir carnes blancas y rojas magras bien cocidas. Si se compra carne de cerdo y/o sus derivados verificar que estén debidamente rotulados, lo que garantiza que han sido controlados. Cocinar adecuadamente las carnes y evitar el consumo de embutidos de tipo artesanal: salame casero, chorizos, bondiolas, entre otros productos.

Para el postre se aconseja optar por ensaladas de frutas combinadas con helado o frutas frescas en brochet. A su vez, se reitera la conveniencia de beber con moderación gaseosas y bebidas alcohólicas ya que poseen muchas calorías y azúcar, y, en lo posible, consumir jugos de frutas naturales o sin azúcar.

Se sugiere no preparar comida en exceso; de haber sobrantes de comida, por supuesto mantenerlos refrigerados. Y se debe extremar estos cuidados en platos rellenos y muy elaborados. Además, consumir con moderación alimentos con mucha sal, como por ejemplo fiambres y snacks.

Debido a las altas temperaturas, uno de los alimentos más consumidos son los sándwiches, por lo que se recomienda comprar este producto en comercios habilitados y antes de consumirlos deben estar siempre refrigerados debido a la gran variedad de sus ingredientes que demanda una correcta elaboración y conservación. También utilizar mayonesa tipo comercial y no la casera, dado su alto riesgo de contaminación, y consumir alimentos y bebidas con moderación en el momento de la ingesta.

Qué hacer ante un corte de energía

Al faltar el suministro eléctrico se sugiere guardar los alimentos de mayor riesgo, como carnes y lácteos, en el freezer o congelador; ubicar las carnes en la parte inferior y en recipientes herméticamente cerrados para que sus jugos no contaminen el resto de los alimentos

Durante el tiempo que dure el corte de energía es importante evitar la pérdida de frío de las heladeras por lo que se recomienda mantenerlas cerradas. A partir de esta situación, se deben aumentar los cuidados al momento de la cocción y asegurarse que las carnes no queden crudas, para esto se deben cocinar hasta que los jugos sean amarronados.