13 de diciembre

Temas del día

Discapacidad

Inclusión

Mónica Fein visitó la primera residencia para personas con discapacidad mental

En el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, la intendenta recorrió Casa Lozzia, una nueva institución que promueve la vida independiente para sus residentes.

Este lunes 3 de diciembre, en el marco del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, la intendenta Mónica Fein visitó la institución Casa Lozzia, primera residencia para personas con discapacidad mental que tiene como objetivo promover la vida independiente.

La residencia privada, ubicada en la zona sur, aloja a cuatro chicas que anteriormente se encontraban en otras instituciones en situación de internación. En Casa Lozzia se trabaja para acompañar la autonomía de las residentes. Es por eso que todos los días se hace un acompañamiento de las actividades funcionales y básicas. De manera interdisciplinaria la residencia cuenta con una psicóloga, una trabajadora social y una facilitadora que acompaña en actividades inclusivas. El objetivo es que quienes están alojadas, puedan trabajar de la manera más autónoma posible y que se integren al barrio.

Cabe destacar que esta residencia es el único espacio en la provincia de Santa Fe y en la ciudad de Rosario donde a través de apoyos mínimos personas que en otro momento hubieran necesitado una internación hoy pueden vivir solas.

En este sentido,  Adriana Ciarlantini, directora de Discapacidad del municipio, contó: “Casa Lozzia es un desafío que está dando sus frutos, porque hace más de un año junto con la institución Santa Cecilia, tuvimos como objetivo tener en Rosario la primera residencia para personas con discapacidad. Este modelo justamente se trata de que exista una casa donde vivan personas con discapacidad mental, que antes vivían en un hogar. Es decir, que el modelo tiende a fomentar la vida independiente de las personas. En este caso, se cuenta con personal pero las chicas viven solas, siendo autónomas, tratando de dejar de lado los espacios de internación”.

Además, Flaviana García, la coordinadora de Casa Lozzia, agregó: “Para este proyecto que emprendemos el apoyo de la familia es fundamental y muy importante. El contexto de una institución da cierto margen de seguridad y rutina, y para la familia también es una apuesta fuerte. Actualmente, son cuatro chicas las que están viviendo en esta casa, la idea es que sean personas cada más autodeterminadas. Y en esta casa todo se debate, todo se decide, no hay alguien que diga lo qué hay que hacer, sí hay personas que acompañan y que dan apoyo en el proceso. La idea es que cada una pueda armar su plan de vida, con lo que necesitan, desean y quieren, y que vayan tomando de la comunidad todos los espacios que les interese de los que puedan participar."

En la casa viven cuatro chicas: Carolina, Mariana, Caren y Gabriela. Carolina contó que su rutina diaria es levantarse y que se hacen el desayuno, limpian y mantienen la casa. “Yo soy la más remolona, después de hacer las tareas del hogar, salimos porque hacemos actividades afuera”, contó. Mariana vive hace un mes, está muy contenta, porque le encanta la casa y hace una gran variedad de actividades: “Voy al gimnasio, a tenis, a yoga, hago de todo”. Caren, se siente muy agradecida de tener visitas en la casa y dijo que cada una tiene su propio cuarto. Por último, Gabriela, se mostró feliz de poder vivir en la casa junto a las otras chicas.

Esta nueva institución pertenece a los propietarios del Centro de Día Santa Cecilia que trabajan desde 2005, el cual posee una propuesta de trabajo centrada en la persona, ya que cada residente tiene un abordaje terapéutico personalizado. Otro aspecto importante que les interesa lograr es la inclusión social, y para ello se realizan actividades en la comunidad, favoreciendo la integración social y fortaleciendo los vínculos con sus pares e incluso con la sociedad en general.

Estuvieron presentes el presidente de la Cámara de Diputados, Antonio Bonfatti; la ex subsecretaria provincial de Inclusión para Personas con Discapacidad de la provincia de Santa Fe, Silvia Tróccoli; el secretario General de la Municipalidad de Rosario, Gustavo Zignago y el dueño de la institución Mariano Alvargonzalez. 

Rosario Ciudad Inclusiva

Rosario se ubicó a la vanguardia de los municipios del país, por ser el primero en tomar como política municipal la temática de la discapacidad. Desde el año 1984, cuando se sanciona la Ordenanza Nº 3745, la Municipalidad de Rosario comenzó a implementar políticas públicas y los correspondientes instrumentos jurídicos para que los derechos de las personas con discapacidad se transformen en una realidad.

Estableció un sistema integral de protección para las personas con discapacidad contemplando acciones de prevención, rehabilitación, integración y creó un organismo municipal, la Dirección de Discapacidad, encargado de implementar políticas activas en la materia.

Hoy, la ciudad de Rosario continúa a la vanguardia gracias a la sanción en el año 2016 de la Ordenanza Nº 9524 que derogó a la anterior y sus posteriores reformas, incorporando el paradigma de los Derechos Humanos y los principios de la Convención Internacional sobre las Personas con Discapacidad. Así es como a través de la Dirección de Discapacidad se brindan servicios de asesoramiento y orientación, un programa de ayudas económicas personales y otro para instituciones sin fines de lucro, un observatorio y un programa de difusión.

En cuanto a empleo, la Municipalidad reserva el 4% del cupo de la planta para personas con discapacidad, y un Régimen especial de jubilaciones para el personal municipal con discapacidad. Asimismo, se coordinan acciones de capacitación e intermediación laboral en el sector privado junto con la Dirección de Empleo, se subsidian el empleo protegido y las capacitaciones laborales.

La Dirección de Empleo posee oficinas en cada centro municipal de distrito, donde ofrece asesoramiento integral en materia de trabajo y orientación personalizada.
Respecto a la movilidad en la ciudad, todos los coches que se incorporan a la flota Movi así como los que se incluyen a través del nuevo sistema del transporte, son unidades accesibles para personas con discapacidades motrices, visuales y auditivas.

Durante 2017 se construyeron más de mil rampas generando espacios inclusivos para todos los ciudadanos, eliminando barreras arquitectónicas y facilitando la accesibilidad a personas con movilidad reducida.

A través del plan de mejoras integrales de parques y plazas de la ciudad, la Municipalidad trabajó en la instalación de juegos inclusivos para garantizar el acceso a los espacios públicos por personas con movilidad reducida.