20 de noviembre

Prevención

Tránsito
Control
Convivencia

Doble fila: durante octubre se labraron más de mil actas por la infracción

Estacionar indebidamente aumenta la cantidad de siniestros, obliga a los otros conductores a hacer maniobras peligrosas o bien bloquea totalmente el tránsito.

 A principio de octubre, la Municipalidad de  Rosario comenzó una campaña contra la doble fila en el tránsito rosarino, en base al refuerzo de acciones preventivas y de control sobre esta infracción que es muy frecuente. A un mes de iniciadas las tareas se labraron 1017 actas de infracción y se retuvieron más de 300 licencias de conducir.

La iniciativa apunta a la concientización acerca de los alcances, riesgos y consecuencias de la doble fila. Aunque las acciones se focalizan en la educación vial, también se intensificaron los controles a fin de detectar la infracción. “Vemos con satisfacción las acciones encaradas que permiten acercarnos como Estado a los ciudadanos y promover formas de interacción adecuadas con las normas”, sostuvo el secretario de Control y Convivencia, Guillermo Turrin.

El funcionario explicó que, con la colaboración del Sistema Integrado de Denuncias de Accidentes de Tránsito (Sideat), las tareas que se iniciaron buscan “promover conductas ajustadas a las normas que prohíben esta situación y por otro lado, fortalecer los controles y consecuentes sanciones a los infractores”. Es por esto que se planificaron recorridas por las zonas con mayor flujo vehicular del centro y macro centro, de parte de los denominados divulgadores, a cargo de las tareas educativas.

Al ver un auto parado en doble fila, los divulgadores se acercan al conductor para señalarle que dejar el auto en línea paralela a los coches estacionados debidamente, está prohibido en cualquier circunstancia. También se hace hincapié en las consecuencias que este accionar individual provoca en la circulación tanto vehicular como peatonal.

Sanciones

Turrin advirtió que la campaña se sostiene también en la importancia del control del Estado y la aplicación de las normas en relación a esta irregularidad. Son los agentes de la Dirección General de Tránsito, quienes tienen la responsabilidad de aplicar la normativa y durante el mes de octubre, se labraron 1017 actas por estacionar en doble fila al tiempo que se procedió a la retención de más de 300 licencias de conducir, 118 fueron retenidas a choferes que fueron sorprendidos en doble fila. Estas últimas tareas estuvieron a cargo por la Dirección de Fiscalización del Transporte.

Las sanciones, en tanto, están determinadas en el Código de Tránsito que establece pagos de entre 25 a 75 unidades fijas (UF) –equivalentes al precio de un litro de nafta especial según el Automóvil Club Argentino- o bien la inhabilitación para conducir por  hasta 30 días.

Riesgos

Estacionar en doble fila no es una acción menor sino una falta grave que aumenta la cantidad de siniestros, obliga a los otros conductores a hacer maniobras peligrosas o bien bloquea totalmente el paso. “Es importante trabajar en erradicarla de nuestra forma de conducir, muchos apelan a esta posibilidad desatendiendo no sólo que no está permitida sino que desconsideran el verdadero peligro que conlleva dejar un vehículo en medio del flujo vehicular”, sostuvo Turrin.

Finalmente, valoró los alcances de la campaña a un mes de haberse reforzado el control sobre esta infracción. “Se trata de un trabajo individual, de ir a hablar conductor por conductor, para sensibilizar y educar”, observó y terminó: “Estamos convencidos que es tarea del Estado generar este cambio para lo cual, buscamos la participación esencial de quienes están al volante”.