21 de octubre

Temas del día

Salud

Prevención

Desde hace diez años el municipio trabaja con programas de medicina tradicional y natural en salud pública

Con este abordaje se capacita a médicos, enfermeros, bioquímicos, entre otros profesionales, y se dictan talleres abiertos a la comunidad.

Además de las múltiples prestaciones de salud que se realizan en el Hospital Carrasco, allí funciona desde hace diez años el Programa de Medicina Tradicional y Natural, cuyo objetivo es capacitar a los trabajadores y trabajadoras de la salud del municipio y a la comunidad, en medicinas alternativas.

Desde sus comienzos el proyecto estuvo orientado a la formación e investigación dando lugar a la aplicación de medicina tradicional y natural, dentro de la salud pública del municipio. Así es como médicos, enfermeros, bioquímicos, odontólogos y administrativos, reciben formación sobre medicina china, ayurvédica y plantas medicinales. “La intención primera del programa es sensibilizar, dar a conocer otra filosofía de entender la atención de la salud”, explica Fabiana Martino, una de las integrantes del programa.

“Hablamos de medicinas tradicionales porque son temas médicos reconocidos por la Organización Mundial de la Salud que tienen una antigüedad de 2000 años o más, incluso 5000 en el caso de la medicina china. En Occidente y en la modernidad recibimos estas prácticas de manera aisladas, escuchamos que hay cursos de digitopuntura, o podemos ir a Tai Chi, a yoga o hacer acupuntura pero generalmente es de forma fragmentada, y a veces se pierde el contexto que le da soporte teórico y filosófico que sostiene a la técnica específicamente.”

Según la especialista, la sociedad moderna se ha alejado del ritmo de la naturaleza, por ejemplo en los ritmos horarios y en el tipo de alimentos que consumimos. Por esto es que el objetivo principal del programa es aprender a mantener la armonía con la naturaleza, reconociendo a los seres humanos como parte más de ella, concibiendo de manera diferente a la salud, en relación a la cuestión de prevenir y mantenerse saludables, y de reparar solo en el caso de que haber perdido el equilibrio inicial. “Por este motivo llamamos al programa como Medicina Tradicional y Natural”, definió Martino.

En el programa participan distintos centros de salud de la ciudad, en los cuales se vienen sosteniendo espacios de talleres y reuniones pero también pequeñas huertas donde se cultivan plantas medicinales. Y en ocasiones se articulan con otros programas municipales como es el caso del Nueva Oportunidad. En relación a esto, Fabiana Martino mencionó: “Lo que me parece interesante es que a partir de las medicinales tradicionales y naturales se va generando un escenario de vinculación, tanto de las instituciones locales en los barrios con los vecinos como también de forma interinstitucional. Estas medicinas tienen una mirada que permite trabajar sobre cualquier problemática, más allá de lo terapéutico".

Además de las capacitaciones hacia los trabajadores de salud, el programa alienta a realizar charlas a la comunidad, que están a cargo de los profesionales que ya se han capacitado en dicho programa. “Siempre han sido exitosos en cuanto a la asistencia y al entusiasmo para compartir no sólo conocimientos sino también un momento. Los talleres son espacios donde abrimos el debate para hablar, informar y esclarecer dudas, ya que muchas veces la información que se encuentra es muy fragmentada o distorsionada”, contó Fabiana Martino.

Que mi alimento sea mi medicina

El jueves 4 de octubre se realizó en el Museo de la Ciudad un taller sobre alimentación y su incidencia en la vitalidad física, emocional y mental, que llevó el nombre “Que mi alimento sea mi medicina”. La actividad estuvo a cargo de las doctoras Cintia Mansilla y Carolina Fernández.

Cintia Mansilla es médica generalista y se capacitó a través del Programa de Medicina Tradicional y Natural. “Como hago medicina general, implica tener una mirada integral de la salud que no solo toma al paciente sino a su familia y a la comunidad en general. Con el paso del tiempo sentí que no era suficiente el conocimiento que tenía y es por esto que a partir de los cursos pude ampliar la mirada de la medicina con nuevas herramientas”, contó.

En el caso del Museo de la Ciudad, este es el tercer año consecutivo que realiza cursos a la comunidad. A través de estos años también se han realizado en diversos espacios del municipio. Cabe destacar que los talleres no están sostenidos directamente por el equipo del programa de Medicina Tradicional y Natural, sino por trabajadores y trabajadoras que se han ido capacitando y apropiándose de las herramientas de medicina alternativa.