15 de diciembre

Agricultura Urbana

Sustentabilidad
Economía social

El municipio invita a un nuevo taller del ciclo La Huerta en Casa

Será este viernes de 15 a 17, entrada libre y gratuita. En estos encuentros se promueve el cultivo de alimentos agroecológicos en pequeños espacios domésticos como terrazas, patios o balcones.

El viernes 28 de septiembre, se realizará un nuevo taller del ciclo La Huerta en Casa, de 15 a 17, en La Toma –Tucumán 1349-. Este encuentro no requiere inscripción previa y la entrada es libre y gratuita, aunque se sugiere a los asistentes llevar un alimento no perecedero que será donado al refugio de adultos mayores Sol de Noche .

Este nuevo taller del ciclo que se desarrolla a través de la Secretaría de Economía Social es parte de las políticas públicas del municipio para promover el consumo saludable y responsable, con la agricultura urbana como proveedora de alimentos frescos y naturales. El desarrollo de una huerta domiciliaria permite lograr sabores auténticos y alimentos ecológicos. 

Los asistentes podrán conocer diversas técnicas de cultivo de verduras, hortalizas y plantas aromáticas de estación en espacios reducidos. El aprovechamiento de cada lugar de la casa, desde una terraza, balcón o patio para cultivar alimentos frescos, naturales y libres de agrotóxicos para el desarrollo de una huerta permite disponer de alimentos que son beneficiosos para la salud, y también ayuda a la economía familiar.

Beneficios de tener una huerta en casa

Consumo de más frutas y verduras. Poder disfrutar de productos propios de temporada libres de pesticidas, aumentando tanto la calidad de los alimentos como el consumo de los mismos.

Favorece al cuidado medioambiental. Se evita el transporte de mercancías entre el producto y el cliente final. El gasto energético por transporte es nulo ayudando a la reducción de emisiones, es decir, se cuida la huella de carbono.

Favorece la reducción de estrés. Al ser una actividad relajada y de rutinas tranquilas, es muy recomendado para personas de todas las edades.

Nada como la satisfacción personal. El hecho de comer frutas, verduras y hortalizas que uno mismo ha cultivado es siempre una recompensa. Poder disfrutar de todos estos beneficios en familia es una experiencia placentera.

Pasar tiempo en familia. Es una actividad que involucra hacerse cargo de un proceso, con la paciencia que conlleva. Es una buena opción de ocio lejos de aparatos electrónicos y en contacto con la naturaleza.

Es ideal para los niños, les ayuda a comprender los ciclos de cosecha y el funcionamiento de la agricultura. La observación de la naturaleza fomenta el conocimiento, el cariño y el cuidado de la misma.