15 de diciembre

Cultura

Jóvenes

En primera persona: jóvenes cuentan sus experiencias en las residencias del Festival Internacional de Poesía

En el contexto del FIP, y por segundo año consecutivo, jóvenes entre 18 y 25 años de Argentina y de otros países, participan de una residencia donde se capacitan y generan lazos de escritura.

En el marco del 26º Festival Internacional de Poesía, que se realiza hasta el domingo 23 de septiembre en diferentes espacios de la ciudad, se lleva a cabo por segundo año consecutivo la Residencia FIPR, orientada a jóvenes poetas de diferentes provincias de Argentina, y de otros países como Bolivia, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay. Los residentes, de entre 18 y 25 años, fueron seleccionados a partir de una convocatoria abierta.

Los participantes forman parte de una experiencia de convivencia, intercambio, reflexión y formación especializada en poesía. Entre otras actividades, en la semana estarán desarrollando talleres con los poetas Ezequiel Alemian, Fernando Callero, Gabby de Cicco, Claudia del Río, Daniel Durand, Fernanda Laguna y Martín Rodríguez.

Daiana Henderson, organizadora del Festival que es el segundo más antiguo de latinoamerica, explicó: "Nos parece muy importante que después de 26 años el Festival pueda seguir manteniendo una propuesta diversa, rica e interesante, dentro de lo que es el diálogo de la poesía contemporánea, no solo a nivel nacional sino que también a nivel internacional, y esto nos estusiasma mucho."

En relación a las residencias, expresó: "Es una experiencia cuyo valor todavía no se puede medir del todo. En la residencia del año pasado vimos por un lado que se consolidó un grupo de jóvenes muy creativos, muy activos, y, por otro, se generaron lazos entre ellos y nuevos proyectos e, incluso, la mayoría después de la experiencia del Festival publicó su primer libro. Este año los jóvenes residentes tuvieron la posibilidad de leer en un bar reconocido de la ciudad y como novedad, serán parte de las lecturas centrales que se harán en el Centro Cultural Fontanarrosa."

Entre las actividades que realizaron los residentes, el martes 18 a la mañana, participaron de una recorrida guiada en el Museo Macro a cargo de la escritora Claudia del Río: “Las residencias son espacios que te cambian la vida, porque hay un encuentro con las personas, con las ciudades y con el hecho de estar lejos de los hábitos que uno tiene en su lugar de origen. Creo que el Festival también va tomando este formato de residencias que es muy valioso”, expresó del Río.

Jóvenes poetas

Lucía tiene 25 años y vino desde Santa Cruz, Bolivia. Estudió publicidad y hace dos años que empezó a escribir poesía. Dice que escribe sobre su experiencia y sobre experiencias de los demás pero siempre desde su punto de vista. Lucía también hace música y cuenta que por este motivo, busca la sonoridad de las palabras. Conoció la residencia a partir de otra joven poeta boliviana que realizó la experiencia el año pasado. En relación a su experiencia, comentó: “Es la primera vez que vivo algo así y la verdad que estoy fascinada. Me encanta conocer a personas de mi generación que es tan talentosa. Estoy aprendiendo mucho”. Además, dijo: “Me parece muy importante que se haga un festival de poesía de estas características, son muy hermosos y nunca antes había escuchado que se hiciera una residencia poética. Estoy muy agradecida y por lo que conocí de Rosario me parece una ciudad muy artística”.

Andrés es de Asunción, Paraguay, tiene 22 años y egresó de la carrera de cine en su país. Se enteró de la convocatoria de las residencias por las redes sociales. “Es muy interesante porque es una experiencia de aprendizaje, pero no solamente literaria sino también interdisciplinaria y creo que eso lo hace más interesante aún”, señaló.

Lisandro juega como local, ya que es rosarino. Tiene 22 años y asiste al taller del escritor Tomás Boasso, quien lo alentó a que se anotara para la residencia. Participó en otras actividades del Festival, pero es la primera vez que se anotó en la convocatoria a las residencias y quedó seleccionado. Lisandro estudia música y contó: “Está muy bueno porque cada uno tiene su forma de escribir y de forma distinta, y así se aprende muchísimo. Incluso con otro dialecto en la escritura”. 

Violeta, tiene 20 años y también es la primera vez que participa. Se enteró porque estudia Arte de la Escritura en Capital Federal y sus amigos y amigas le dijeron que se anote en la convocatoria. “Es una experiencia hermosa y muy loca porque por unos días vivimos con personas que no conocés, pero que une la escritura. Además, en este contexto del país, que sea un regalo es un lujo”, expresó.

Finalmente, se anima a hablar Boris, que es cordobesa y tiene 23 años. Viajó desde esa ciudad para ser parte de la residencia, y dice que se enteró por otra chica de Córdoba que asistió el año pasado. “Es muy importante para mí porque empecé a escribir poesía por un libro que leí de Daiana Henderson. Las personas que se está encargando de la organización de las residencias son muy amables y tienen mucha dedicación para hacernos sentir bien”, expresó. También comentó que entre el grupo de jóvenes que están realizando las residencia se llevan muy bien, y que seguramente se llevará muy buenos amigos. “Es muy movilizador lo que estamos viviendo”, concluyó.

Sobre el Festival

El Festival Internacional de Poesía de Rosario es, en su especialidad, el evento más importante que se realiza en la Argentina y uno de los más antiguos y acreditados de Latinoamérica. Coorganizado por el Ministerio de Innovación y Cultura de la Provincia de Santa Fe, la Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad de Rosario y el Centro Cultural Parque de España, el FIPR se viene desarrollando de manera ininterrumpida desde 1993. En 26 años han pasado por él más de 1.300 poetas provenientes de 59 países del mundo y muchas de las figuras más influyentes de la poesía de la segunda mitad del siglo XX y la primera del siglo XXI.

El 26º FIPR cuenta con invitados de Argentina, Alemania, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, España, Estados Unidos, Italia, Israel, México, Nueva Zelanda, Paraguay, Perú y Uruguay.

Las actividades principales tienen lugar en el Centro Cultural Roberto Fontanarrosa, Plataforma Lavardén y el Centro Cultural Parque de España, entre los días 17 y 23 de septiembre. Además, durante la semana están previstas actividades en bibliotecas, institutos de educación, asociaciones culturales, bares y otros espacios públicos y privados.

Por otra parte, están programadas lecturas, charlas y trasnoches, así como la Feria de Editoriales de Poesía, con más de 100 sellos de todo el país.