15 de diciembre

Capacitación

Convivencia

Se graduaron en Rosario los primeros Controladores y Controladoras de Admisión y Permanencia del país

Recibieron sus certificados por formar parte de la primera capacitación profesional a nivel nacional para personas que se desempeñan en la seguridad nocturna.

Se graduaron en Rosario los primeros Controladores y Controladoras de Admisión y Permanencia (ACAP) de Santa Fe. Se trata de 62 varones y mujeres que participaron de la capacitación que llevó adelante el municipio junto a los ministerios de Seguridad y de Educación de la provincia, con el propósito de profesionalizar las tareas de seguridad en confiterías bailables, bares y eventos recreativos en general.

La entrega de certificados se realizó en la tarde del miércoles 29 de agosto en el Teatro La Comedia, y fue encabezada por la ministra de Educación, Claudia Balagué; el subsecretario de Control de Fuerzas de Seguridad y Agencias de Seguridad Privadas del Ministerio de Seguridad de Santa Fe, Ricardo Giusseponi; el secretario de Control y Convivencia Ciudadana, Guillermo Turrin y el director de Defensa Civil, Raúl Rainone, entre otros.

También estuvo presente Oscar Castelucci, papá de Martín, un joven asesinado en el boliche La Casona de Lanús, hecho a partir del cual se comenzó a trabajar para mejorar la nocturnidad en el país a través de la creación y puesta en práctica de la ley Nº 26.370 que impulsa la capacitación de los llamados “patovicas”. La experiencia rosarina es inédita en el país, hecho que fue destacado por Castelucci durante la entrega de diplomas.

Tras recordar las dificultades afrontadas en estos 10 años que pasaron desde el crimen de su hijo, Oscar dijo: “Elaboramos una ley que impulsa la capacitación para cambiar, para transformar patovicas en controladores”.

“Construir exige involucrarse todos los días, hemos pasado muchas situaciones que pudieron hacernos bajar los brazos, pero una vez un amigo me dijo que el éxito de esta ley era justamente que no pase nada, que los pibes puedan volver a sus casas y sus padres puedan recibirlos”, agregó.

Por su parte, la ministra Claudia Balagué, destacó la posibilidad de “poder dar educación pública y gratuita”.

“Tanto en Santa Fe como en Rosario defendemos la educación para todos y hay que destacar que Oscar cuando pensó en una ley inmediatamente pensó en un proceso educativo para que todos tengan posibilidades”, resaltó; para remarcar que “la educación es llegar de otra manera a otros”. Y felicitó a los graduados diciendo: “Hoy ustedes son un ejemplo para todos”.

Mientras que el subsecretario Ricardo Giusseponi dijo: “Ustedes son los primeros graduados, los primeros regularizados, no son patovicas sino controladores con una responsabilidad enorme, con herramientas para colaborar con la seguridad. Hemos hecho un cambio de paradigma”.

A su turno, el secretario Guillermo Turrin consideró que la finalización de esta primera capacitación es “un sueño hecho realidad” y agradeció a todos los que contribuyeron a concretarlo.

“Este certificado no es sólo un requisito formal, es sinónimo de trabajar con coherencia y siento orgullo por las decisiones políticas del Municipio y la Provincia para ejecutar esta ley que permite capacitar a las personas que trabajan en un espacio muy sensible como es la nocturnidad. Tenemos una capacitación gratuita y única a nivel nacional”, expresó.

Presentes

La actividad contó además con la presencia de la coordinadora de Formación Profesional y Capacitación Laboral del Ministerio de Seguridad; Viviana Córdoba, la integradora Regional del Ministerio de Educación de Santa Fe, María del Carmen Fontana; el secretario de Control de Fuerzas de Seguridad y Agencias de Seguridad y Agencias de Seguridad Privadas del Ministerio de Seguridad de la Provincia, David Reniero y el subsecretario de Control y Convivencia Ciudadana, Matías Palaveccino.

La capacitación

La capacitación llevada adelante por la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana a través de la Dirección General de Inspección de Industrias, Comercios y Servicios y la Coordinación General de Defensa Civil, se enmarca en la Ordenanza Nº 8522 del año 2010, que tiene como objetivo regular el personal que realiza las tareas de control y permanencia de público, haciéndose eco en la ley Nacional Nº 26.370 de 2008. Se trata de la primera experiencia de certificación de Agentes de Control.

Las personas que se encuentran realizando tareas de admisión y permanencia en eventos y espectáculos musicales, artísticos y de entretenimiento en general registrados a la fecha en dependencias municipales son las que participan de las capacitaciones teórico-prácticas organizadas en seis módulos: 

  • Perfil profesional Controlador/a de Admisión y Permanencia, 
  • Marco jurídico, 
  • Comunicación como forma de interacción humana y resolución de conflictos, 
  • Neutralización de agresiones físicas, 
  • Prevención y seguridad ante siniestros y catástrofes, 
  • Primeros auxilios, RCP y toxicología.

La capacitación consta de una carga horaria de 128 horas cátedra distribuidas en dos clases semanales con una duración total de cuatro meses. El lugar de dictado es la sede de Defensa Civil Rosario (avenida Francia 1960). Actualmente hay 50 personas en proceso de capacitación.

Cabe remarcar que los módulos deben ser aprobados en su totalidad, con asistencia mínima al 80% de las clases y un examen final con la modalidad determinada por el docente a cargo.

Las áreas de competencia del controlador/a son: implementar el control de admisión y permanencia en eventos y espectáculos, asesorando y contribuyendo con el cumplimiento de las condiciones técnico-legales de seguridad, higiénicas y sanitarias; seleccionar los procedimientos apropiados para la resolución de problemas, respetando los derechos humanos y la legislación que regula su actividad; realizar tareas de prevención de disturbios en el interior del establecimiento y brindar los primeros auxilios a las personas en situación de emergencia.

En tanto que los ámbitos de ocupación son los eventos y espectáculos musicales y artísticos a desarrollarse en estadios, clubes y otros; y eventos y espectáculos de entretenimiento general a desarrollarse en rubros especificados en la Ordenanza 7218.