24 de octubre

Obras

Intendencia
Saneamiento

Cloacas: el municipio extiende el servicio a otros dos barrios del Noroeste

Se anunció la licitación para la concreción de más de 3.400 nuevas conexiones domiciliarias en los barrios Fisherton Residencial y Antártida Argentina. La inversión supera los $144 millones.

En el marco del plan que el municipio viene desarrollando en los últimos años para la ejecución de obras cloacales que garanticen el saneamiento y la salubridad de los barrios que aún no cuentan con este vital servicio, se anunció la licitación para las obras que permitan la extensión del servicio en los barrios Antártida Argentina y Fisherton R, ambos del distrito Noroeste. Estos nuevos sectores se suman a los 37 barrios ya concretados desde el inicio del plan, que permitió mejorar la calidad de vida de más de 200.000 vecinas y vecinos de la ciudad producto de la construcción de más de 50.000 nuevas conexiones domiciliarias.

Según se detalla en la licitación para barrio Antártida Argentina, las tareas comprenden la ejecución de unas 2.200 conexiones que beneficiarán a unoa 9.000 vecinos que habitan el sector comprendido por Navarro, Circunvalación, Santa Fe, Carranza, Mendoza, Friuli, Santa Fe, Tarragona, San Lorenzo, y Wilde, con un presupuesto oficial de $87.346.190,28 para la instalación de más de 17.000 metros de cañería.

En el caso de Fisherton Residencial, las obras alcanzan el sector de Azcuénaga, Alippi, Parravicini; J. Celman, Maradona, G. del Cossio y el Arroyo Ludueña. Serán alrededor de 1.200 conexiones domiciliarias para más de 5.000 vecinos, con la ejecución de unos 14.000 metros lineales de cañerías y con un presupesto de $56.765.751.

Al respecto, la intendenta Mónica Fein recordó que en la actualidad nueve de cada diez rosarinos ya cuentan el servicio de cloacas y señaló que "en su momento la Municipalidad tenía un plan de diez etapas y la verdad que estamos prácticamente cumpliendo en gran parte ese plan. Ejecutamos en los últimos años 37 barrios, es un récord histórico”.

“Estamos demostrando que las cloacas no son una promesa sino una realidad. Estos contratos tienen que ver con nuestro gran compromiso con la obra pública barrial, con todo aquello que iguale las condiciones de vida, que mejore la calidad y ponga en el centro de las acciones a cada vecino y vecina de la ciudad", destacó.

Además, Fein adelantó que en los próximos meses está previsto licitar otros 4 barrios más. “Junto a Aguas Santafesinas y el Gobierno Provincial, a través del Plan Abre, estamos trabajando para avanzar en los barrios Cristalería y Parque Habitacional Ibarlucea;  Nuevo Alberdi Sur; Roca y Toba, y Fisherton Noroeste”.

Por su parte, el secretario de Obras Públicas Raúl Álvarez resaltó que “trabajamos para estar cerca de los vecinos, y en este sentido la obra pública es una herramienta que permite integrar a los barrios, que posibilita construir lazos entre los vecinos y mejorar la convivencia”, y añadió: “Las redes de cloacas son obras prioritarias para Rosario. Nos propusimos completar el tendido de redes en toda la ciudad y queremos que todos los rosarinos cuenten con el sistema de servicio de saneamiento cloacal”.

La apertura de sobres licitatorios está prevista para el lunes 30 de julio en el caso de barrio Fisherton R  y para el lunes 6 de agosto la correspondiente a Antártida Argentina, ambas a las 10 en el salón Carrasco del Palacio Municipal. Cabe destacar que previamente se llevaron adelante asambleas informativas con los vecinos de cada sector, a quienes también se notificó oficialmente del Registro de Oposición (establecido por Ordenanza) para quienes se opongan a  la obra. Luego, y tras ser favorable el Registro, se procedió al correspondiente llamado a licitación para la ejecución de cada obra.

Aguas servidas domiciliarias

Es necesario destacar que, al momento de la construcción del sistema de red cloacal en cada barrio previamente identificado, la instalación de las cañerías sólo tendrá la capacidad para descargar las aguas servidas domiciliarias.

En lo que respecta al agua proveniente de las precipitaciones, sobre todo las de gran intensidad, supera ampliamente el caudal admisible por estas cañerías, por lo tanto si se derivan al sistema cloacal los líquidos que trasladan las zanjas, éste podría colapsar provocando desde un escurrimiento inverso de las aguas, hasta el derrame de las mismas, tanto por las cámaras de inspección en las esquinas, como por los artefactos domiciliarios (tales como piletas de patios, inodoros, etc.). Por lo cual el proyecto de extensión de la red cloacal solo atañe a los desagües domiciliarios de aguas servidas.

Los antecedentes de un plan que no se detiene

El 3 de septiembre de 2009, la Municipalidad de Rosario junto al Gobierno de la Provincia de Santa Fe, a través de la empresa Aguas Santafesinas –ASSA-, suscribieron el Acuerdo Marco de Cooperación  para el desarrollo del Programa Solidario e Integrador de Desagües Cloacales de la provincia de Santa Fe, a fin de impulsar la expansión del sistema de desagües cloacales en la ciudad. El completamiento de la red cloacal en Rosario constituye un anhelo de larga data, habiéndose anunciado en su momento, durante el proceso de privatización del servicio, que la empresa concesionaria lo haría en un plazo de 12 años.  

No obstante, ante las sucesivas renegociaciones del contrato, los compromisos de expansión de redes de agua y cloacas se fueron diluyendo hasta su total paralización, pese a ser uno de los principales argumentos para la privatización que el Estado no contaba con la capacidad económica para concretarla.

El 17 de junio de 2010 se aprobó de forma unánime la Ordenanza N° 8.539 donde se ratificó el Acuerdo Marco de Cooperación entre la Municipalidad de Rosario y ASSA para el desarrollo de este programa. La misma establece el modo en que proyectarán, ejecutarán y financiarán los trabajos, que comprenden obras de infraestructuras básicas, conductos colectores principales y estaciones de bombeo, obras de red y conexiones domiciliarias.