16 de noviembre

Ambiente

Participación

Cientos de rosarinos se acercaron al Rosedal para llevarse flores y gajos

Este viernes se continuó con la poda de los siete mil rosales del icónico espacio del parque Independencia. Más de 900 vecinos y vecinas se acercaron a retirar esquejes y ramos.

A pesar del intenso frío de este viernes, cientos de vecinos y vecinas se acercaron durante la mañana al Rosedal del parque Independencia. Tras comenzar la época de poda, que permitirá la floración para la primavera, la Municipalidad de Rosario propuso regalar gajos y rosas este viernes y el próximo, de 9 a 12 horas.

Con la temporada de invierno y después de un año de desarrollo del nuevo Rosedal del parque Independencia, comenzó la época de poda. Pero como nada se descarta, una vez finalizada la tarea, se armaron ramos de rosas y se prepararon gajos para que los rosarinos que así lo deseen puedan llevar un pedacito de este histórico espacio de la ciudad a su casa.

Los esquejes o gajos son una pequeña porción de los rosales que se limpian y preparan para poder obtener nuevas rosas. La entrega es gratuita y su objetivo es expandir la mística y el valor simbólico del Rosedal entre los rosarinos.

“Estamos sorprendidos con la gran cantidad de gente que se ha acercado en esta convocatoria. Es realmente gratificante ver como toda la ciudad se ha apropiado de un sitio que recuperamos con muchísimo trabajo y que queremos seguir manteniendo con la misma calidad paisajística para la ciudad”, sostuvo Marina Borgatello, secretaria de Ambiente y Espacio Público municipal.

La época de poda es muy importante para la correcta floración posterior, que se da en la primavera. Estos trabajos, llevados adelante por la Dirección de Parques y Paseos, se hacen en temporada invernal, permitiendo luego que cada especie tenga una refloración en distintas épocas del año, tal se sostuvo desde el inicio de los trabajos hasta aquí.

A su vez, Nina Onocko, una de las paisajistas de la dirección que realiza trabajos en el Rosedal, recordó que para poder restaurar este espacio público histórico de la ciudad se necesitó un proceso de planificación intensa, reconstruyéndose su historia y fisionomía original mediante fotos y trabajo de campo.

“Durante el año pasado plantamos más de siete mil ejemplares de 37 variedad distintas. Se plantaron arbustos para liberar zonas de plantación, se niveló el terreno, se abrieron canteros e implantaron panes de césped, entre otras tareas. Lo que hacemos en esta época es, mediante la poda, permitir que para septiembre y octubre ya tengamos una floración que luego se mantenga durante todo el año”, continuó Borgatello.

El próximo viernes 13, entre las 9 y las 12, se realizará una nueva entrega de gajos, flores y esquejes. “Esperamos que aquellos que no hayan podido venir hoy se acerquen, conozcan más y puedan también recibir instrucciones de cómo poder plantarlas, para así poder sentir que cada uno tiene un pedacito del Rosedal en su casa”, cerró.