22 de julio

Cultura

Feria del Libro

Feria del Libro: Fein se reunió con libreros rosarinos para pensar la próxima edición

La mandataria tuvo un encuentro con actores clave del importante evento cultural que el pasado mayo hizo un retorno triunfal a la ciudad luego de una década sin realizarse

Este viernes, la intendenta Mónica Fein se reunión en el Palacio de los Leones con libreros, editores y miembros del equipo de organización de la Feria del Libro de Rosario. Poco más de un mes después de finalizada la edición que marcó el regreso del evento cultural y que fue recibido con una convocatoria masiva de rosarinos y rosarinas, los actores clave de la feria hicieron un balance de la actividad y propusieron líneas de trabajo para el año próximo.

“Sabíamos que la Feria iba a tener una repercusión importante, por todo el trabajo que venimos haciendo en conjunto, pero superó nuestras expectativas positivamente y nos hizo volver a pensar cómo promover la actividad del libro. La Feria nos abrió un nuevo y muy buen panorama, y nos hicimos un montón de preguntas que nos parecía que teníamos que contestarlas juntos”, señaló Fein a modo de bienvenida.

En el encuentro estuvieron presentes el secretario de Cultura y Educación Ríos, Guillermo Ríos, y representantes de una multiplicidad de librerías y editoriales que fueron parte de la Feria, incluyendo las editoriales independientes que conformaron el espacio de la FER (Feria de Editoriales Rosarinas) y las editoriales públicas como la EMR y la UNR Editora.

La devolución de los participantes fue de entera satisfacción con el funcionamiento de la Feria y la actividad alcanzada en los stands. La mayoría acordó con que el Centro Cultural Roberto Fontanarrosa resultaba ideal como sede por su emplazamiento en un lugar céntrico de la ciudad: según evaluaron, esto propició que la Feria traccionara un público nuevo para las librerías y editoriales locales. En el mismo sentido, los presentes valoraron ampliamente que la entrada fuese libre y gratuita.

Por otra parte, se debatieron formas para ampliar el espacio para la próxima edición, que se estima tendrá lugar en fechas similares del 2019. Finalmente, los distintos actores presentaron múltiples sugerencias relacionadas a otras líneas de trabajo en conjunto para llevar a cabo durante el año, y que ayudarían a jerarquizar y aportar apoyo institucional al rubro del libro en la ciudad.