15 de diciembre

Prevención

Salud

Salud: municipio y provincia planificaron estrategias de trabajo por la alta demanda invernal

Ante la llegada de las bajas temperaturas, la Red de Salud pública de la ciudad se prepara para dar respuesta al aumento de consultas, principalmente por enfermedades respiratorias.

Este jueves, la intendenta Mónica Fein encabezó una reunión junto la ministra de Salud de Santa Fe, Andrea Uboldi, y el titular de la cartera sanitaria local, Leonardo Caruana, donde se dio a conocer la estrategia de trabajo frente a la gran demanda por enfermedades respiratorias generada a partir de las bajas temperaturas. El municipio y el gobierno provincial articulan acciones de prevención en toda la Red de Salud para dar respuesta ante este incremento de actividad en hospitales y centros de salud.

Para estos casos de gran demanda, la Red de Salud Pública implementará y fortalecerá en todos los efectores la estrategia de internación abreviada: un método sencillo que permite asistir a los menores de 2 años con cuadros obstructivos bronquiales, durante un período de internación breve de alrededor de dos horas. Este dispositivo, en muchos casos, permite resolver la problemática en los centros de salud.

“Como todos los años, durante el otoño y el invierno, empiezan a circular algunos virus respiratorios que complejizan la atención en salud: uno es el sincisial respiratorio, que es el que causa la bronquiolitis, y el otro es el de la gripe. Esto viene demorado este año por las altas temperaturas que tuvimos, así que recién esta semana está circulando más el sincisial y a la fecha hay un sólo confirmado de gripe en la provincia, aquí en la ciudad de Rosario”, informó la ministra Uboldi.

“La circulación del virus viene lenta. Esto da tiempo para organizarnos, para llegar a tiempo con la vacunación, para que la gente tome conciencia de cómo son las estrategias preventivas y para que nuestros efectores estén en tiempo y en forma con la necesidad del recurso humano y de las camas”, agregó.

Ante la alta demanda, la Red de Salud reorganiza los servicios y a su personal, y en caso de ser necesario se reprograman algunas cirugías con el objetivo de liberar la mayor cantidad de camas de internación, fortaleciendo también el dispositivo de atención pediátrico.

“En cuanto a camas, este año estamos diferenciados con respecto a otros porque hubo un proceso de ampliación en nuestro Hospital Centenario y en el Hospital de Niños Zona Norte, lo que genera que funcione de otra forma toda la ciudad”, aseguró Caruana.

Finalmente, en el marco de esta estrategia, es importante destacar que, como todos los años, se establecen mecanismos coordinados entre el sector público y el privado con el objetivo de gestionar respuestas eficaces y eficientes para todos los pacientes que requieran camas para internación.

“Para llevar tranquilidad a toda la población, el convenio de camas críticas que cada año hacemos con el sector privado y estas ampliaciones que se han dado, no solo en la ciudad sino en otros hospitales de la región, hacen que la gestión de las camas críticas y el acceso de la población sea diferente este año”, reafirmó el secretario.

Si bien hasta el momento la situación en hospitales y centros de salud está controlada, los equipos de Salud monitorean permanentemente el registro de consulta para, en caso de ser necesario, activar esta estrategia que permitirá atender al total de rosarinos y rosarinas.

Principales afecciones, síntomas y prevención

Ante cualquier síntoma de gripe, se recomienda concurrir al centro de salud más cercano, provincial o municipal, donde se podrá realizar una primera consulta con profesionales capacitados. De esta manera, se evita sobrecargar las guardias de los hospitales donde se resuelven los casos más graves.

Las principales causas de consulta e internación son las enfermedades respiratorias como bronquiolitis, neumonías, broncoespasmos, crisis asmáticas y resfríos, las que afectan a toda la población pero, fundamentalmente, a los menores de 5 años. Estas enfermedades, si son detectadas a tiempo, pueden ser atendidas de manera ambulatoria en un 80% de los casos. Es por esto que las autoridades insisten en la prevención y atención inmediata.

Los síntomas de la enfermedad gripal suelen aparecer a las 48 horas de efectuado el contagio y la mayoría de los pacientes se recuperan en una o dos semanas. Sin embargo, en niños pequeños, adultos mayores y personas con enfermedades crónicas, la infección puede conllevar graves complicaciones, e incluso poner en riesgo la vida.

Tener el esquema de vacunas al día, cubrirse la boca al toser o estornudar con un pañuelo descartable o con el pliegue del codo, lavarse las manos de manera frecuente con abundante agua y jabón, ventilar todos los ambientes a diario, evitar la contaminación de los ambientes (de humo de cigarrillo, braseros o fogones), evitar la automedicación, una buena alimentación y un buen descanso son algunas de las recomendaciones a la hora de prevenir problemas respiratorios. En caso de presentar síntomas, se recomienda el distanciamiento social para evitar la propagación del virus.

“Cuando estamos enfermos, recomendamos no ir a trabajar ni a la escuela. Cuando nos aislamos un poco y nos cuidamos más, lo que genera es que podamos evitar que se prolongue la enfermedad propia y no contagiar al resto”, aportó Caruana en este sentido.

Para evitar enfermedades como la gripe se sugiere la aplicación de la vacuna antigripal, destinada a:

  • Menores de 6 meses a 2 años.
  • Mayores de 65.
  • Embarazadas y puérperas, si no fueron vacunadas durante el embarazo hasta el 10 día después del parto.
  • Personal de salud.
  • Grupos de riesgo (con indicación médica): problemas genéticos, musculares o del desarrollo graves, severos trastornos respiratorios, problemas cardíacos, diabetes, insuficiencia renal crónica, alteraciones en las defensas, enfermedades onco-hematológicas y tumorales, transplantados, con obesidad importante.

La vacunación es obligatoria y gratuita para las poblaciones anteriormente mencionadas. Actualmente, se encuentran disponibles las dosis para adultos y niños en hospitales y centros de salud de la ciudad (a excepción del Hospital de Emergencias Clemente Álvarez).

La vacuna antigripal confiere protección por 6 a 12 meses, por lo que se requiere vacunación anual si pertenece algún grupo de riesgo. Además, la composición de la vacuna difiere año a año, por lo que no siempre son las mismas.

“A la fecha tenemos aplicadas en la provincia unas 240.000 dosis cargadas en el sistema. Estamos en un porcentaje muy alto de vacunación en algunos grupos: en personal de salud estamos en el 80% y en embarazadas casi en un 60%”, indicó la ministra Uboldi.