15 de diciembre

Desarrollo social

Infancias
Adultos mayores

Poesía y pan casero para la panza y el corazón en los centros de convivencia

Pequeñas acciones cotidianas que tienen lugar todos los días en espacios barriales apuntan a una mejor convivencia entre vecinas y vecinos de Rosario.

Los centros de Convivencia Barrial son espacios donde se realizan diversas actividades que apuntan a crear comunidad, fortalecer lazos familiares y sociales y desarrollar capacidades artísticas, atendiendo a diferentes públicos y grupos etarios. En dos de ellos, el CCB Ayacucho y el CCB Las Flores Este, se vivió una mañana diferente a las habituales.

En Ayacucho, el grupo de mujeres que concurre semanalmente al taller literario recibió la visita de la poeta Alejandra Méndez y del guitarrista Franco Moscatti, quienes compartieron poesías y experiencias literarias; mientras que en Las Flores Este, un grupo compuesto por niñas, niños, adolescentes, adultos y adultos mayores preparó ricos panes caseros, que más tarde degustaron entre todos.

El corazón en la boca

Pasadas las 9.30, un heterogéneo grupo de mujeres llega al CCB Ayacucho, ubicado en Ayacucho 6317, para participar de un nuevo encuentro del taller literario organizado por la Dirección de Adultas y Adultos Mayores, al que acuden semanalmente.

Entre todas se saludan afectuosamente y se sientan en torno a la mesa de la Biblioteca Abrapalabra cada palabra, que funciona en el Centro. Una a una, sacan sus cuadernos con poemas, en su mayoría recién hechos para la ocasión.

Es que la jornada es especial, ya que recibirán la visita de la poeta Alejandra Méndez y del guitarrista Franco Moscatti, y tendrán la oportunidad de leer sus poemas y escuchar, de boca de la reconocida poeta, poemas de diferentes autores y autoras con el cálido clima creado por Franco y su guitarra.

Norma toma su lapicera y escribe. Mientras sus compañeras charlan y Franco hace algunos arpegios, Norma, delante de todos, escribe. "Ya está", dice y se dispone a leer en voz alta Sensaciones, el poema que acaba de crear.

"Casi nunca hago la tarea, pero este lo tenía acá adentro y lo tenía que escribir sí o sí", dice después de recibir los aplausos de sus compañeras, que enseguida leen, cada una, alguna de sus producciones.

La poetisa Alejandra Méndez, que fue recibida cálidamente por el grupo, escucha atentamente. Luego comparte las poesías que trajo, y entre todas dialogan e intercambian experiencias y producciones literarias, incentivándose mutuamente a seguir leyendo y, por supuesto, a seguir escribiendo.

Las manos en la masa

Poco después de las 10, el salón del CCB Las Flores Este, de España 6755, se encuentra repleto de gente con cofia. Mujeres de distintas edades, varones adolescentes del aula radial que allí funciona, y niñas y niños del barrio junto a sus mamás, se tapan de esta manera las cabezas para que no caigan cabellos en la masa del pan que están por hornear.

Todas las manos se engrudan con harina y agua hasta formar, en cada mesa, un lindo bollo, siguiendo la receta de Mirta, la socioalimentaria del CCB, para hacer pan casero.

"El ingrediente fundamental es el amor, es lo que diferencia el pan casero de cualquier pan de panadería", dice Mirta, la encargada de compartir su receta de pan casero con quienes se animaron a amasar, dando consejos y tips en todas las mesas, ayudando a estirar la masa o recordando las proporciones de cada ingrediente a todos los grupitos.

Centros de Convivencia

Los centros de Convivencia Barrial promueven actividades para niños, jóvenes y adultos mayores. Están ubicados estratégicamente en los barrios de mayor vulnerabilidad de la ciudad y allí se desarrollan instancias de capacitación, recreación, consultoría legal y de salud, entre otras.

Posibilitan la inclusión de grupos familiares completos propiciando el pleno ejercicio de sus derechos a través de la incorporación y permanencia en el sistema educativo formal de niños y jóvenes; la inclusión digital para niños y jóvenes; la inclusión socio-laboral para jóvenes; la incorporación de adultos mayores en actividades socio-educativas y la inclusión de adultos mayores en espacios deportivos-recreativos, entre otras acciones.