19 de junio

Feria del Libro

Cultura

#FILRosario Día 7: una jornada ideal para cortar la semana rodeados de libros

El séptimo día de la Feria, a poco de cumplir una semana de actividad, se mostró activo pero apacible, anticipando un tránsito más que agitado hacia el fin de semana.

La mitad de semana adoptó un clima único en la Feria del Libro de Rosario. Con la multitudinaria asistencia de rosarinos y rosarinas como ya es costumbre en el Centro Cultural Fontanarrosa, la dinámica de la jornada fue amigable con los visitantes y propuso una serie de actividades de interés que llenaron salas a todo momento.

Como cada día de la semana, la presencia de las recorridas escolares le otorgó un color particular los pasillos del Centro Cultural Fontanarrosa: grupos tumultuosos de chicos y jóvenes pasearon por los stands con su particular ritmo agitado que contrasta con el merodeo parsimonioso del visitante regular. En esta ocasión, alumnos de quinto año de un colegio con orientación en Comunicación, tuvieron la oportunidad de recorrer la Feria.

En las primeras horas del día, mientras un número populoso de visitantes ocupaba el Centro Cultural Fontanarrosa con puntualidad, se sucedieron varias actividades: las presentaciones del libro con canciones Como el sol de la mañana, que convocó a la autora Silvina Potenza y las cantantes Marisa Costa y Sonia Martínez; y la del libro Historia del Ferrocarril Central Argentino (1854-1901) en su 150 aniversario. Además, la Escuela de Letras de la Facultad de Humanidades y Artes organizó una lectura de poesía.

Otra postal que se repitió a diario entre los visitantes fueron las poses en los ya clásicos y decididamente favoritos puntos para las fotos: nadie ingresa a la Feria sin retratarse primero con la pared de libros que adorna la entrada. Adentro, los libros voladores que custodian los trayectos en escaleras también fueron objeto de varios posteos o historias de Instagram. Finalmente, los pequeños escenarios de lectura montados en los descansos de varios pisos se reiteraron como parada obligatoria para la foto, posando con la máquina de escribir allí dispuesta o un libro antiguo.

“La verdad que está todo muy lindo. Hace como dos horas que estamos dando vueltas, mirando todo como chicos”, opinó Martín, que paseaba junto a su novia Laura. “Yo ya gasté como 1500 pesos así que mejor que nos vayamos rápido porque si no esto termina mal”, aportó la chica entre risas, sosteniendo dos suntuosas bolsas de Buchín y Cúspide.

Un poco más adelante, la Sala B alojó la presentación simultánea de los libros 200 años de monstruos y maravillas, compilado por Gabo Ferro, y Diario de un loco de Nikolai Gogol. Ambos fueron ilustrados por Christian Montenegro, quien estuvo a cargo de la actividad y contó la experiencia y proceso de trabajo en ambos títulos. “Con Gabo inconcientemente armamos un bestiario argentino a través de textos de toda índole que él recopiló. Él fue como un pescador que caza bichos raros en el océano de la historia, llega la costa, me los cuenta a mi y yo los dibujo”, explicó el dibujante, mientras mostraba algunos de los productos de esos imaginarios compartidos como el del pez obispo.

En la contigua Sala C, decenas de docentes, en grupos y algunas hasta en uniforme, completaron la capacidad el espacio para escuchar atentamente y tomar nota de la presentación La literatura en la escuela: los planes lectores. La periodista especializada Marcela Isaías presentó a la educadora y escritora Beatriz Actis, quien compartió estrategias para la selección de textos literarios destinados al aula y por ende para incentivar la lectura en los estudiantes.

“El ámbito de la Feria amerita pensar una suerte de cocina de la lectura y ese es el objetivo de este espacio. Es fundamental reflexionar sobre la selección de textos en tanto hay libros que si no se le ofrecen a los niños en la escuela, no los encuentra en otra parte”, aseguró Actis. Hacia el final de la charla, se abrió el diálogo y el debate entre las participantes. “Fue muy interesante, yo me llevo muchas puntas para tomar como posibles pautas de trabajo en la escuela”, expresó Alejandra, docente de quinto año que asistió.

El evento que irrumpió en el medio de la tarde como un aluvión fue la presentación conjunta de Juan Sklar y Alejandro Seselovsky. Ante una repleta Sala G, lo que en el programa anunciaba ser unas “lecturas cruzadas”, fue una verdadera “Basura”. Así bautizaron los autores a su presentación sobre “acercar otra mirada sobre la basura de consumo masivo en Argentina” y buscar comprender qué pueden tener de valioso.

Un Juan Sklar travestido con ropa de Silvia Suller o un Alejandro Seselovsky tocando la guitarra en vivo con una remera de Pimpinela fueron apenas algunas de las imágenes entrañables que pudieron guardar los presentes. Tomando como ejes algunos ejemplares de lo percibido como “basura cultural” como la cumbia de Damas Gratis, el porno, las figuras de la propia Suller y Ricardo Fort, y algunas películas de Disney Pixar (Frozen y Shrek 1), los autores versaron sobre el “punto de fascinación” como “estado necesario de partida para la escritura de literatura de no ficción”.

El desarrollo de la presentación estuvo acompañado por la pintura en vivo del artista local Dami Bentos, que dibujó un Ricardo Fort intervenido. Como remate de la actividad, los autores dejaron la siguiente propuesta: “La idea que queremos acercarles es que quizás a veces la basura cultural tenga una razón y antes de matarla haya que comprenderlo. Y la única manera de comprenderla es escribiéndola”. Finalizada la presentación, Sklar firmó ejemplares de su libro Los catorce cuadernos .

Al mismo tiempo, en un clima decididamente diferente, se presentó el libro Territorio Ocupado. La historia del Comando II del Ejército en Rosario (1960-1990), editado de forma conjunta por el Museo de la Memoria y la Editorial Municipal de Rosario, resultante de una investigación dirigida por Gabriela Águila. El espacio de lectura del segundo piso volvió a estar amenizado por las bibliotecas populares. En este caso, la Carlos Guido Spano de la localidad de Alvear acompañó la lectura de poesía de Jésica Diore y Natalia Bullentini.

Sobre el final del día, la ilustradora rosarina Jazmin Varela habló con el periodista Leandro Arteaga sobre Tengo unas flores con tu nombre (guía práctica de sororidad), el libro que está cerca de su segunda edición y en el cual ilustra a diversas mujeres fuertes (que van de su propia madre a referentes populares como Malena Pichot o Bimbo Godoy) aportando consejos, frases o reflexiones valiosas para la sororidad, o lo que ella misma definió como “una manera de relacionarse desde la empatía pero sobre todo de fortalecer los vínculos individuales y los colectivos en torno a eliminar la desigualdad”.

Al lado, la Sala C se llenó una vez más para atender a la charla Sobre la relación entre la familia y el Estado que delegan el rol de la educación en el docente a cargo, del médico psiquiatra y psicoterapeuta Lucas Raspall.

La jornada tuvo un remate sin dudas estelar, que convocó a cientos de rosarinos y rosarinas con entrada libre y gratuita: la función de la obra Conferencia sobre la lluvia de Juan Villoro, dirigida y protagonizada por Fabián Vena. Allí, el consagrado actor encarnó a un bibliotecario que intenta dar una conferencia y en ese intento navega entre sus libros favoritos. Una ficción ideal para enmarcarse en la Feria del Libro.

El miércoles se caracterizó por sostener el nivel de público visitante y de actividades convocantes, con un clima de augurio para lo que será un día con una agenda prácticamente imposible.

La programación completa de la Ferial del Libro Rosario puede consultarse en rosario.gob.ar y seguirse por las redes sociales en facebook.com/ferialibrorosario, en Twitter a través de @FeriaLibroRos y en Instagram como @ferialibroros.

Centro Cultural "Roberto Fontanarrosa"

SAN MARTIN GRAL. JOSE 1080 0
Lunes a domingos de 8 a 21 hs.

Tel. 4802401 \ Fax: 4802404 \ info-ccrf@rosario.gov.ar \ http://www.ccrf.gob.ar/