16 de julio

Control

Convivencia

Se clausuró obra en construcción por falta de permiso y condiciones de seguridad

El procedimiento se realizó este lunes en Juan Pablo II al 1700 bis, zona noroeste. Intervinieron la Secretaría de Control y Convivencia municipal y el Ministerio de Trabajo provincial.

En un procedimiento llevado a cabo de manera conjunta entre la Municipalidad y el Ministerio de Trabajo de Santa Fe, se procedió a clausurar preventivamente una obra en construcción en la zona noroeste de la ciudad, ante la falta del permiso correspondiente y tras constatarse la ausencia de condiciones de seguridad adecuadas para el desarrollo del trabajo. 

Según informó Guillermo Turrin, secretario de Control y Convivencia Ciudadana, este lunes agentes de la Guardia Urbana Municipal (GUM) intervinieron, a pedido del Ministerio de Trabajo provincial y junto a efectivos de la Unidad Regional II de la Policía de Santa Fe, en una obra en construcción ubicada en Juan Pablo II al 1700 bis. El lugar, según se pudo comprobar, no contaba con la habilitación correspondiente para ejecutar obras, al tiempo que los trabajadores realizaban tareas de construcción sin los elementos y las condiciones de seguridad reglamentarias.

Los agentes municipales y provinciales se presentaron en el domicilio en horas de la mañana y, al ser advertidos, los obreros se encerraron en las instalaciones, dejando sobre la vereda una variedad de herramientas que fueron secuestradas. A pesar de la insistencia de parte de los inspectores y del personal policial actuante para que cesaran en su actitud, los trabajadores se negaron a salir.

En consecuencia, se labró un acta, se procedió a clausurar preventivamente la obra y desde el Ministerio se decidió radicar una denuncia policial por no acatar el desalojo del inmueble. En tanto, se labraron actas por ocupación indebida de acera ante la presencia de vehículos estacionados irregularmente en la vereda.

"Como Estado local intervenimos en esta situación irregular en la que claramente se incumple con una serie de normas y que además pone en riesgo la seguridad de las personas que trabajan ahí como también la de los vecinos", sostuvo Turrin.