21 de octubre

Temas del día

Economía social

Capacitación

Rosario cuida tu idea: economista social feminista capacitó a emprendedoras locales

La especialista colombiana Natalia Quiroga Díaz aportó nuevos conceptos para el empoderamiento de las mujeres emprendedoras y rompió con presupuestos neoclásicos y monetaristas.

Ante un auditorio femenino, y acompañada por la subsecretaria de Economía Social de la Municipalidad, Sabrina Arcamone, la especialista colombiana Natalia Quiroga Díaz llevó adelante una charla ante emprendedoras locales en la que desarrolló el concepto de economía feminista y social, en contraposición a la economía neoclásica y como alternativa sustentable que garantiza “una vida plena, digna y con otros”, aseveró, a la par que propuso “imaginar otras contabilidades posibles”.

El encuentro tuvo lugar en el marco de Rosario cuida tu idea, iniciativa que forma parte del programa general Rosario Emprende. La misma es llevada adelante por el municipio en articulación con la Asociación Comunidad de Mujeres Emprendedoras (Criar), con el objetivo de fortalecer y profesionalizar a mujeres emprendedoras con cierto recorrido en sus proyectos.

“El fracaso contundente de la economía neoclásica, que produce cada vez más desempleados, cada vez más angustias y cada vez más pobreza, ha hecho que hoy las economías heterodoxas como la economía social, la economía feminista, la economía decolonial y la economía ecológica tengan un espacio muy importante en la sociedad, al que se suman los movimientos sociales, las organizaciones; la sociedad en su conjunto toma estas perspectivas para construir alternativas”, manifestó Quiroga Díaz.

La economista definió a la economía feminista como un campo que tiene como preocupación central la vida humana, que se preocupa por la forma en la que se tiene que organizar el sistema económico para garantizar una vida humana plena, digna, y una vida con otros. Y agregó que lo que reconoce esta economía es que el objetivo central económico es resolver las necesidades humanas con una fuerte crítica a la acumulación de ganancias.

“Se nos ha hecho creer que la economía es solamente los valores de cambio o las transacciones donde está comprometido el dinero; y esa forma de entender lo económico invisibiliza lo que es más importante: entender la economía como espacio de organización de la sociedad para resolver las necesidades de todos”.

La economía feminista propone una sociedad fundamentada en el reconocimiento “que todos necesitamos de los otros”, subrayó Quiroga Díaz, a la par que añadió que, en ese punto, hay una estrecha relación entre la economía feminista y la economía social porque ambas plantean que es el reconocimiento del otro, que es la solidaridad y la cooperación lo que va a permitir sostener unos a otros, “sobre todo en un momento de crisis profunda del sistema económico”.

Ese reconocimiento del otro, ese comportamiento solidario, no es algo extra económico, apuntó, sino que “es el fundamento central de la economía, por eso ambos campos plantean la resolución de necesidades y lo reproductivo como el eje central.”

Para Quiroga Díaz, lo reproductivo es una mirada que “no se sitúa solamente en el mercado, sino que se sitúa en los seres humanos. Y cuando ves la economía desde el cuerpo concreto de los seres humanos, lo que encuentras es que todas y todos necesitamos resolver todas las necesidades que nos permiten estar vivos, y estar vivos no solamente para consumir sino estar vivos para crear, para trabajar, para ser.”

En este sentido, el trabajo de reproducción es todo aquello que sostiene la vida. Entonces, pensar el trabajo de reproducción es pensar un proceso completo en donde no hay separación entre lo considerado productivo y lo considerado reproductivo, sin entender la economía como un proceso en el cual convergen sólo los escenarios del mercado, sino también los escenarios de la casa y de la comunidad y de lo colectivo. “Pensarlo así es no contribuir a una separación artificial a la que nos ha llevado la economía capitalista, que nos ha convencido que economía sólo es mercado”, sostuvo.

La economía feminista es un campo crítico de la economía monetarista, de la economía neoclásica, centrada en la acumulación de ganancias que produce “la destrucción del planeta, desempleo a gran escala, pobreza, destrucción de la naturaleza. Es una economía que destruye la vida por su individualismo y porque a la ganancia no le importa lo que pasa con la sociedad”, señaló la profesional, quien enfatizó que “ante la crisis civilizatoria que estamos viviendo, las alternativas están viniendo de estos campos heterodoxos”.

“Esta crisis civilizatoria se produce porque hay un modelo de civilización que está fundamentado en el individualismo y en la concepción de progreso y en la concepción occidental que ha situado a la naturaleza y a la humanidad no blanca y a las periferias como espacios para una explotación permanente y esa visión a condenado a la pobreza y a la exclusión a una parte mayoritaria del mundo”, precisó Quiroga Díaz, y concluyó su alocución afirmando: “ Entonces hoy se critica la visión eurocentrada, la visión moderna del mundo que produce el sistema capitalista. Esos valores del patriarcado, de colonialidad y del capitalismo están siendo hoy contestados desde las economías sociales, decoloniales, solidarias y feministas”.

Rosario cuida tu idea

Es un programa formativo integral para mujeres emprendedoras. Está ordenado en 7 bloques de aprendizaje y brinda contenidos orientados a la profesionalización de emprendimientos (viabilidad económica, costos, administración impositiva, entre otros), así como a la elaboración de un buen plan de negocio final que permita mejorar las capacidades en las áreas mencionadas.

Forma parte del programa general Rosario Emprende que brinda herramientas de promoción, capacitación y asistencia técnica para el fortalecimiento, consolidación y desarrollo de emprendimientos profesionales.

Desde la Secretaría de Economía Social de la Municipalidad de Rosario y La Comunidad de Mujeres Emprendedoras (Criar) se fijaron pautas de trabajo relacionadas con una visión general del emprendimiento, marketing, análisis de costo y fijación de precios, toma de decisiones, administración impositiva, expresión oral y armado de un plan de negocio.

Natalia Quiroga Díaz

Colombiana. Economista y Doctora en Antropología Social, especializada en Economía feminista y Economía social y solidaria. Coordinadora académica de la Maestría en Economía Social de la Universidad Nacional de General Sarmiento.