22 de septiembre

Salud

Prevención
Verano

Se inspeccionaron 60 piletas recreativas durante la temporada de verano

Además se realizaron campañas de higiene y prevención de enfermedades contagiosas. El resultado fue positivo: no se registraron clausuras ni suspensiones de natatorios en toda la temporada.

Este verano la Municipalidad de Rosario inspeccionó y controló 60 natatorios y colonias de vacaciones y realizó campañas de concientización sobre higiene y prevención. Como resultado, no se registraron clausuras ni suspensiones de piletas, públicas o privadas, a lo largo del verano.

La Secretaría de Salud Pública, a través del Instituto del Alimento, realizó las auditorías de los natatorios ya que el agua de una pileta que no está en condiciones óptimas puede ser causante de transmisión de infecciones como diarreas, otitis, hongos, conjuntivitis, entre otras.

Los controles, que se realizaron de manera conjunta con la Dirección de Clubes, Recreación y Deportes y con la Dirección de Inspección General del municipio, alcanzaron también a los vestuarios, baños, cantinas y bufetes de los natatorios.

Además, el equipo de Auditoría y de Educación del Instituto del Alimento realizó una serie de actividades lúdicas con las niñas y niños que participaron de las colonias municipales, con temáticas relacionadas al lavado de manos, uso racional del agua, alimentación saludable y alojo en la heladera, y contaminación cruzada de los alimentos entre otros.

Mejor prevenir

Las infecciones transmitidas por las aguas recreativas son prevenibles con medidas sencillas por parte del público, el personal de las instituciones y las autoridades de salud pública para evitar la presencia de gérmenes en el agua.

Es importante que los encargados del mantenimiento de la piscina revisen los niveles de desinfectante y el ph al menos dos veces al día para disminuir las probabilidades de transmitir gérmenes. Cumplir estas características es la primera línea de defensa contra los gérmenes que causan infecciones transmitidas por las aguas recreativas.

En el control se considera limpidez, el equilibrio de ácido base, cloro activo residual (parámetros establecidos en la Ordenanza 9026/2012), además de procedimientos de recirculación del agua del natatorio, y sus sistemas de desinfección.