25 de mayo

Empleo

DDHH
Gobierno
Comunitarios
Participación

Se creó una nueva cooperativa de trabajo que empodera a víctimas de violencia

Es la segunda que se constituye desde la Dirección de Asistencia y Empoderamiento de las Víctimas de la Secretaría General.

La Dirección de Asistencia y Empoderamiento de las Víctimas (Daev) de la Secretaría General, anunció la creación de una nueva cooperativa de trabajo integrada por víctimas de violencia institucional. Esta nueva cooperativa es la segunda que se constituye desde la dirección que –desde el mes de mayo– atiende en Centro Único de Atención a Víctimas (Cuav) ubicado en San Lorenzo 1017.

“El cooperativismo se presenta como una herramienta ideal de cara a potenciar la resiliencia de las víctimas, su capacidad de que a partir de un derrotero común, puedan trabajar mancomunadamente para concretar una inserción laboral, que propicia el fortalecimiento de cada integrante pero sobretodo permite reforzar la autonomía colectiva a los grupos de víctimas”, sostuvo el titular de la Dirección, Martín Illia.

Para constituir las cooperativas de trabajo se realizan capacitaciones a través de la Dirección de Cooperativas, perteneciente a la Secretaría de Economía Social. Este año se constituyeron dos nuevas asociaciones. La primera experiencia fue llevada a cabo por el colectivo «Pariendo Justicia», conformado por víctimas y familiares que buscan justicia.

En ese sentido Illia destacó que la manera en la que tuvo inicio fue a solicitud del propio colectivo: “Entendemos que debe haber una nueva manera de concebir el rol del Estado, que ya no puede tener la centralidad que tuvo, sobre todo en la modernidad, en cuanto al diseño y la implementación de políticas públicas. En el Estado debe haber participación, de manera de que la sociedad civil –en este caso los colectivos de víctimas– sean parte del diseño de las políticas, ya que solo ellas conocen el dolor y generan lazos que el Estado debe reforzar, valorar y respetar”.

Centro Único de Atención a Víctimas

El Centro Único de Atención a Víctimas fue inaugurado en el mes de mayo, nuclea en funcionamiento conjunto a la Dirección de Asistencia y Empoderamiento de las Víctimas del municipio, a la Dirección de Atención a Víctimas provincial y al Centro de Asistencia Judicial, estos últimos, dependientes del Gobierno de Santa Fe.

Nuclea todos los recursos dispuestos por los gobiernos provincial y municipal para facilitar la atención a las víctimas y sus familiares, garantizando el reconocimiento de los derechos y buscando estrategias de restitución de los mismos. Se brinda asistencia jurídica, psicológica y social a vecinos que sufrieron hechos de inseguridad.

En el centro se realiza un abordaje integral orientado a reducir la vulnerabilidad que el hecho delictual produjo en la persona y/o en su grupo familiar, a través de intervenciones conjuntas con áreas de los gobiernos nacional, provincial y municipal.

Dicho espacio permite articular los distintos niveles del Estado, evitando la superposición de intervenciones como así también los llamados procesos de revictimización. Además, se implementan estrategias de descentralización y de acercamiento al territorio para una mayor cercanía, facilitando el acceso al primer contacto de las víctimas con la Dirección y generando el vínculo con distintas instituciones públicas que aportan capacidades específicas.

Cabe recordar que la Dirección fue creada el 7 de septiembre del 2016 bajo la ordenanza 9.615, con el objetivo de diseñar e implementar estrategias de restitución de derechos, con el fin de reforzar las capacidades de las víctimas para atravesar situaciones traumáticas.

Con este propósito se produjeron estos dos proyectos de emprendedores y cooperativistas y se planea seguir adelante con cada caso en particular que se diariamente solicitan asistencia.

En este sentido, Mariano Savia, subdirector de la Daev, comentó que recientemente se mantuvo un encuentro con el titular de la Dirección de Empleo, Marcial Sorazabal, en el cual se establecieron acciones conjuntas para generar acceso al trabajo para las víctimas.

“Es indispensable que generemos herramientas para lograr la inclusión laboral de quienes a partir de haber sido víctimas de hechos delictivos muy graves, han perdido su fuente de trabajo, creemos necesario profundizar los programas existentes ya que en muchos casos se complica la estrategia de restitución de derechos por no poder tener una inserción laboral concreta”, sostuvo.

Illia consideró como positivo lo avanzado hasta el momento en la implementación de la Ordenanza, aunque señaló que es necesario profundizar lo hecho hasta el momento. “Estoy convencido de que las víctimas de delitos graves, en un clima de época de violencia estructural muy aguda en todas las ciudades del país y la región, tienen que tener una atención diferencial”.

Destacó además lo relacionado con el trabajo conjunto con la provincia: “Tanto la Dirección Provincial, que encabeza de Anahí Schibelbeim, como el Centro de Asistencia Judicial, cuyo director es Fernando Sirk, trabajan cotidianamente en la misma sintonía, con el mismo norte, con lo cual se hace más fácil lo cotidiano, ya que es muy valioso contar con abogados, psicólogos y trabajadores sociales del municipio y la provincia con una alta sensibilidad y compromiso con cada caso”, terminó diciendo.